Algunos consejos para una buena memorización


Diverso /

Frecuentemente, nos enfrentamos a dificultades de memorización. Este artículo viene a traerle una serie de consejos para memorizar bien en cada una de las operaciones que el cerebro realiza para retener la información. Le invitamos a leerlo con atención.

Estar concentrado (codificación)

La codificación es la primera operación que realiza el cerebro para memorizar la información. Para que este primer paso sea un éxito debe estar lo más concentrado y atento posible. Es en esta fase cuando se registran los nuevos conocimientos. Por lo tanto, debe tener cuidado de no estar estresado ni deprimido, porque perturban la atención y la concentración, que son esenciales para el registro de información. También hay que tener en cuenta que el cerebro utiliza varios elementos que facilitan la retención de la información. Estos elementos pueden estar relacionados con el momento o el lugar, con las personas con las que estaba o con lo que sintió durante el proceso de aprendizaje. Así, la asociación de un elemento durante esta primera fase permitiría recuperar la información registrada.

Dormir bien y lo más posible (guardar)

El cerebro, en la etapa de almacenamiento, ordena y clasifica la información registrada, por lo que es necesario dormir lo suficiente y con calidad cada noche porque la clasificación de la información previamente almacenada se realiza durante el sueño. También debe intentar hacer descansos de vez en cuando durante la revisión. Puede hacer deporte: correr, montar en bicicleta, nadar... estos momentos permiten al cerebro organizar y consolidar los conocimientos adquiridos.

Recuperación

Se trata aquí de encontrar el conocimiento consolidado y de restaurarlo. Para ello, empieza por acostumbrar a su memoria a pequeños y sencillos ejercicios. Ejercicios que puede hacer a diario. Puede, por ejemplo, al final de un día, intentar reconstituir sus sentimientos sobre una persona que conoció, lo que llevaba puesto, reconstituir quizás los diferentes objetos que tuvo que tocar durante el día, o quizás hacer una lista de los lugares a los que fue, el número de personas que conoció, etc. Hágalo regularmente y verá cómo se optimiza su capacidad de memoria.